Facebook Twitter Google +1     Admin

República Democrática del Congo: un grito silenciado

País tristemente conocido por las matanzas de hutus y tutsis en la vecina Ruanda, y que provocaron su salto a los medios de comunicación occidentales, que ofrecían imágenes e información del grave conflicto ruandés, olvidado anteriormente por estos medios, como le sucede comúnmente a África salvo cuando las noticias son malas o, como ésta, malísimas. La avalancha de refugiados hacia los países vecinos que provocó la guerra de Ruanda también alcanzó a Zaire –nombre adoptado por el dictador Mobutu frente a la original denominación colonialista de Congo Belga–, que acogía en campos a más de un millón de refugiados en ruandeses en 1996. El conflicto armado ruandés se extendió, a finales de 1996, a Zaire, cansada la población de los excesos y excentricidades del gobierno corrupto de Mobutu –permanentemente apoyado por Francia, y que ofrecía en bandeja los recursos naturales congoleños a las grandes multinacionales para enriquecimiento de sus allegados–; internacionalizandose el conflicto. Laurent Kabila llegó al poder con el apoyo de las milicias tutsis bayamulengues, y de Uganda, Ruanda, Sudán y Chad entre otros, estando también en la retaguardia la sempiterna sombra de la política exterior de Estados Unidos. La abierta guerra civil culminó en julio de 1999 con los acuerdos de Lusaka (establecimiento de un calendario para la desmovilización de los grupos armados, retirada de las tropas extranjeras y reemplazamiento de éstas por 5500 “cascos azules” de la MONUC), que posteriormente fueron ignorados por el recién ascendido al poder, L. Kabila. El gobierno de Kabila no supuso ningún avance en la cohesión política de la República Democrática del Congo –tal y como la denominó–, que también ignoró los acuerdos de Lusaka. El conflicto congoleño continuó de forma intermitente, alcanzado un punto especialmente crítico el 16 de enero de 2001 con el asesinato de Kabila, al que le sucedió en el poder su hijo Joseph Kabila, mientras los tres principales grupos guerrilleros opositores decidían integrase en una fuerza única denominada Frente de Liberación de Congo (FLC). Al mes siguiente se llegó a un acuerdo para el despliegue de las fuerzas de la MONUC, en un intento urgente de frenar un posible reavivamiento del conflicto.
En abril de 2003 se firmó un acuerdo de paz para la llamada “1ª guerra mundial africana”, con la formación de un gobierno de transición en el que se integraron como vicepresidentes –de un total de cuatro– dos miembros de la guerrilla, Memba y Ruberwa. Pero ese mismo año se producen numerosos enfrentamientos armados, que llevan a Naciones Unidas a ampliar el número de soldados destacados de su fuerza de pacificación; representando actualmente el contingente más numeroso de “cascos azules” jamás desplegado –aproximadamente 17000 soldados–.
En febrero de 2006 se promulgó por fin una nueva Constitución, y en julio del mismo año se celebraron las primeras elecciones democráticas desde la independencia del país.
La guerra ha diezmado enormemente a la población y los recursos naturales de la República Democrática del Congo; la pobreza alcanza al 80% de la población, y el olvido de los gobiernos occidentales no ayuda a que su situación política y humana mejore.
La República Democrática del Congo está ubicada en un paraje incomparable; atravesada por el río Congo y sus afluentes, con uno de los mayores índices de diversidad biológica y una pluviometría que es el origen de la segunda selva más grande del mundo. Integrada en la Región de los Grandes Lagos, exuberante de riquezas naturales y minerales, sus recursos son codiciados por las grandes multinacionales y algunos gobiernos inmorales; diamantes oro, cobre, cobalto y coltan generan riqueza para los congoleños ricos y miseria, inseguridad y enfermedades para los congoleños pobres.


19/05/2007 18:49. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

gravatar.comAutor: Té la mà Maria

em estat al teu blog i el trobem molt interesant, si tens una mica de temps visita el nostre, és troba a Reus - Baix Camp
http://telamamaria.blogspot.com, irreverent, iconoclasta, ecléctic i llibertari

gràcies per tot

Fecha: 22/05/2007 18:41.


gravatar.comAutor: Joaquina

La guerra del coltan continúa ejerciendo sobre la RDC un efecto devastador. Este mineral tan útil para las empresas de aparatos electrónicos -llamado el mineral de los móviles- se extrae de la zona este del país, lugar donde se encuentran sus mayores reservas biológicas, con lo que los congoleños se enfrentan a un pérdida irreparable de la riqueza natural de su país. La lucha de las multinacionales por el control de las minas de coltan financia la guerra interétnica, a la vez que fomenta el desarrollo de una fuerza de trabajo esclava del capitalismo y de la economía para la exportación.

Fecha: 25/05/2007 15:17.


gravatar.comAutor: Lápices para la paz

Muy buen post Joaquina.
Gracias por tu calurosa presencia en Lápices. Un fuerte abrazo,
Alicia
Lápices para la paz.

Fecha: 27/05/2007 22:28.


gravatar.comAutor: Muzungo

cuando dejemos de interresar en las riquesas del coltan o de otros mineralkes preciosos es cuando estaran cómodos en su tirra los hijos del RDC. Viví en esas tierras lamento haber dejado a mis amigos en esas situaciones caóticas por el poder económico y la dependencia de multinacionales que apadrinan la lucha entre étnias.

Fecha: 08/04/2008 22:25.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris