Facebook Twitter Google +1     Admin

Indios Kogi

20090506184344-montagne-bord-de-mer02-vign.jpg

Los indígenas Kogi viven al norte de Colombia, en la Sierra Nevada de Santa Marta, macizo al borde del mar a lo largo de 80 km y que llega a alcanzar los 5.775 metros de altitud. Los Kogi llevan 4 siglos alejados de la civilización, protegidos gracias a las montañas. Descendientes de los  Tayrona, que sufrieron la avaricia de los conquistadores españoles, hasta el extremo de ser casi exterminados durante la llamada “fiebre del oro”. Los Kogi son actualmente entre 12.000-15.000 y viven en equilibrio con el medio ambiente.

En la década de 1970 la aparición del narcotráfico en Colombia marcó el principio de la deforestación de Sierra Nevada de Santa Marta para cultivar marihuana, posteriormente  llegaron las campañas de fumigación, más tarde el cultivo extensivo de las bananas de la Dole Food Company y el cultivo del aceite de palma. En los años 90 llegó el cultivo de la coca, y llegaron también los paramilitares y la guerrilla. Todo ello ha producido la deforestación y el agotamiento de los recursos hídricos de la zona, así como la inseguridad.

En 1998, gracias al trabajo del cooperante Francés Eric Julien, de la asociación Tchendukua Ici et Ailleurs, y a Gentil Cruz, un mestizo mediador entre los Kogi y la administración del país –asesinado en 2006-, con la ayuda de unos 5.000 benefactores se consiguió la compra de un terreno en propiedad para los Kogi. Inmediatamente los Kogi comenzaron a repoblar y cuidar el entorno y poco a poco su ecosistema ha ido recobrando su estado original.

En 2008 se han comprado nuevos terrenos para los Kogi, identificándose en 2009 nuevas hectáreas a lo largo de un estrecho valle. Los Kogi buscan así recuperar las tierras de sus ancestros, una hermosa tierra que saben y desear cuidar.

06/05/2009 18:43. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris