Facebook Twitter Google +1     Admin

Bibliotecas públicas: una ventana a la sociedad

20150218101123-biblioteca-andrea-musso.jpg

Las bibliotecas públicas prestan servicios culturales, pero también ofrecen servicios sociales relacionados con la información y la formación.  Son muchas veces un punto de acceso a la información sobre la comunidad en la que están integradas, ofreciendo acceso libre y gratuito a la mayoría de sus servicios.

En las bibliotecas públicas tienen cabida muchos servicios, junto a los “tradicionales” –préstamos, consulta en sala, colección local, información bibliográfica, salas de estudio, etc.-. Pero en las bibliotecas que cuentan con profesionales innovadores, se ofertan otros servicios que abren a la sociedad en general el centro bibliotecario como lugar de encuentro y de acceso a la cultura en su sentido más amplio.

Algunos ejemplos de estos servicios más innovadores que se están ofreciendo actualmente en bibliotecas públicas de la geografía española son los siguientes:

  • Información turística: En las cuatro bibliotecas públicas de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) se han puesto en funcionamiento puntos de información turística, para promover y dar a conocer los atractivos de la ciudad, y que disponen de un punto de información y servicio de atención al usuario.
  • Animación a la lectura en Lectura Fácil: este es un servicio más “tradicional”, pero el adecuarlo a los criterios de Lectura Fácil amplia el abanico de usuarios potenciales a toda la población (neolectores, inmigrantes, ancianos, personas con dificultad de comprensión lectora, etc.).
  • Aulas educativas: En estrecha colaboración con las bibliotecas escolares, las bibliotecas públicas ofrecen acceso a recursos multimedia que apoyen a profesores y alumnos en la preparación y ampliación de los temarios.
  • Libros para Todos”: Es una propuesta de animación a la lectura que se dirige especialmente a los grupos de población más desfavorecidos, acercando los recursos documentales de la biblioteca a otros lugares (mercados, centros sociales, estaciones de metro y tren, etc.). En Gáldar (Gran Canaria), se han puesto en marcha dos proyectos: Con "Libros en la Calle" se habilitan puestos de documentos en zonas con alta frecuencia de visitas de ciudadanos. "Libros en el Hogar" acerca el servicio de préstamo a las personas que, por problemas de movilidad, no pueden desplazarse a la biblioteca.
  • Espacios creativos: Las bibliotecas públicas pueden ser captadoras de talento, al ser espacios donde los lectores comparten vivencias y aprendizajes. Talleres infantiles de escritura creativa, donde los niños aprenden a utilizar los elementos del idioma (sinónimos, adjetivos, metáforas, rimas, etc.) para crear. Talleres de escritura creativa para adultos, que incluyen cursos prácticos de narración y relato, o incluso de poesía. Además gracias al medio digital se les ofrecen a los usuarios otras prestaciones para una experiencia de lectura comprensiva y crítica; y las herramientas de autoedición permiten que ellos mismos puedan editar sus obras, e incluso que estén disponibles a través del sitio web de la biblioteca.
  • Encuentros con el autor: Descubrir una novedad literaria de manos de su autor, o asistir a ciclos temáticos literarios en los que diferentes especialistas nos acercan a un tema concreto, dan una perspectiva diferente a la lectura individual, aportando dinamismo y mayor conocimiento.

Descubrir el mundo y otras culturas, conocer mejor tu pueblo o ciudad, enseñar y aprender de otros, compartir conocimientos, y desarrollar potencialidades de lectura y escritura son, en fin, objetivos posibles gracias a las bibliotecas públicas innovadoras y abiertas, como una ventana, a la sociedad.

* Ilustración de Andrea Musso

** Original publicado en el blog de Inqnable.

18/02/2015 10:11. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris