Facebook Twitter Google +1     Admin

Promoción e intercambio cultural en las bibliotecas

20141124110316-bibliotecas-interculturales-andalucia.jpg

Las bibliotecas públicas están orientadas a dar servicio a toda la población: estudiantes, trabajadores, amas de casa, jubilados, investigadores, etc. El Servicio de Lectura pública es para todos, en igualdad de condiciones y en acceso libre. Pero ¿quiénes son “todos” en el lugar en el cual se ubica y presta servicios una biblioteca pública?

En la sociedad actual los movimientos migratorios son continuos y es raro encontrar un ciudad o un pueblo de tamaño grande o mediano en donde parte de su población no sea inmigrante –inmigrantes exteriores e interiores dentro de un Estado-. Cada inmigrante es portador de una cultura, unas costumbres y muchas veces una lengua diferente, que son bienes intangibles y enriquecedores.

Así, en una sociedad multicultural, las bibliotecas públicas han de ser un lugar de encuentro e intercambio de las diferentes culturas, donde se pongan, a disposición de los usuarios, fondos bibliográficos y documentales en los que esté representada la variedad cultural e idiomática de dicha diversidad social.

Cuando se habla de integración social de los inmigrantes, las políticas públicas en este campo deben orientarse hacia el conocimiento, por parte de la población foránea, de la lengua, las costumbres y las leyes del país acogedor. Pero también hacia el mantenimiento de la cultura, lengua  e identidad originarias, destacando el pluralismo cultural y la interculturalidad como valores sociales, apostando por trabajar en el respeto a las diferencias y el enriquecimiento cultural mutuo.

Por otra parte, si las bibliotecas son lugares de acceso a la información, y promueven la cultura y el conocimiento, ¿por qué no hacer uso de los centros bibliotecarios para difundir en otros países la realidad cultural de la que somos portadores? Esto es lo que se ha hecho desde la Red de Bibliotecas Públicas Municipales de Málaga, cuando el pasado mes de julio se firmó un acuerdo con la Biblioteca de Shanghai –la segunda mayor de China, con más de 2 millones de socios y unos 40.000 usuarios diarios- por el que la ciudad de Málaga promocionará su cultura, su historia y sus ofertas de turismo en las más de 200 bibliotecas públicas de esa ciudad china. Como contraparte, la Biblioteca de Shanghai ha donado a las bibliotecas malagueñas 500 libros de reciente edición con contenidos sobre cultura china. Esta donación inicial se irá complementando anualmente con unos 100 libros más cada año, escritos en español y bilingües chino-inglés.

Si las sociedades cambian, las culturas e identidades se mezclan, los intereses por conocer otras realidades crecen y la conservación de las culturas y lenguas minoritarias peligra, las bibliotecas públicas deben trabajar teniendo en cuenta estas realidades, salvando las dificultades que ello pueda provocar y aprovechando oportunidades de crecer y darse a conocer.

 

* Original publicado en Inqnable.

24/11/2014 11:02. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris