Facebook Twitter Google +1     Admin

Mali, pobres y asediados por la guerra

20130307204028-malienses-en-fassala-msf131571.jpg

La población de Mali lleva, desde hace más de un año, sufriendo los embates de una cruel guerra civil, que ha provocado que la situación humanitaria en este país pobre se vea gravemente empeorada. Situado en el Sahel, la sequía padecida en 2012 ha provocado el escaso almacenamiento de semillas para la próxima siembra, además de que el conflicto dificulta enormemente el acceso a los campos de cultivo. La emergencia alimentaria es alta, hasta el punto de que la mayoría de la población ha comenzado a reducir las comidas a sólo dos al día

El número de desplazados malienses no deja de aumentar, tras el incremento de la actividad militar. Se calcula que hay 227.000 personas desplazadas dentro del país y 167.000 en campos de refugiados en los países vecinos (Burkina Faso, Mauritania y Níger). Según informa Médicos sin Fronteras, "la malnutrición es el principal problema en los campos. En noviembre de 2012, una encuesta nutricional reveló que el 17 por ciento de los niños estaba malnutrido y el 4,6 por ciento sufría el tipo más severo de malnutrición al llegar al campo."

Otra de las consecuencias del conflicto armado en Mali es el cierre de más de 100 escuelas en el norte del país; mientras las masificadas escuelas del sur no pueden acoger a los miles de niños desplazados del norte. Junto a la dificultad de acceso a la educación, los niños malienses se ven inmersos en el conflicto por el reclutamiento obligado como soldados por parte de las fuerzas rebeldes.

Según Naciones Unidas, se necesitarían 373.000 millones dólares para ayudar a los afectados por el conflicto armado en Mali, pero hasta ahora, sólo se han recibido 16 millones. Tampoco la petición de fondos de 18,8 millones de dólares (14,28 millones de euros) que las organizaciones del sector de la educación hicieron en noviembre de 2012 ha tenido éxito; hasta la fecha no se han recibido aportaciones.

La situación humanitaria actual en Mali no puede calificarse sino como alarmante en un país con una población de 15,8 millones de habitantes, con un 65% del territorio desértico o semidesértico, una esperanza de vida de 51 años, un PIB que ocupa el puesto 160 de 181 países y el puesto 175 del Índice de Desarrollo Humano

 

* Fotografía: Refugiados malienses en Fassala (Mauritania). Enero de 2013. © MSF

07/03/2013 20:39. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris