Facebook Twitter Google +1     Admin

44.904

20110609100242-jorge-semprun.jpg

44.904 es el número macabro que para siempre permaneció en la memoria de Jorge Semprún (Madrid 1923-París 2011) desde que se lo asignaron en el campo de concentración de Buchenwald, donde fue internado por su pertenencia a la resistencia francesa durante la 2ª Guerra Mundial. Ese número y sus vivencias en ese campo, junto a parte de la historia vivida por Semprún, no permanecieron en el abandono del silencio sino que este escritor humanista los rescató en la memoria de sus obras literarias.

Un largo viaje en tren a través de la supervivencia, del miedo a la soledad, del silencio, la tristeza de la certeza de la muerte, la resistencia. "Corre el año 1943. En un angosto vagón de mercancías precintado, ciento veinte deportados cruzan las tierras francesas camino del campo de concentración. Es un viaje claustrofóbico, vejatorio: los cuerpos hacinados caen de agotamiento, uno pierde la cuenta de los días que lleva allí, y ni siquiera sabe dónde ni cuándo acabará. Y, no obstante, a veces, una simple palabra que pronuncia un compañero despierta toda clase de recuerdos, apenas lo único que queda en esos momentos."

Miles de recuerdos y una necesidad vital de plasmarlos en sus escritos nos han dejado una obra literaria a mi juicio extraña, como si al leer sus obras uno estuviese conversando con el protagonista, viviendo junto a él sus sufrimientos y recuerdos.

 

Fotografía: copyright Gorka Lejarcegi

09/06/2011 10:00. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris