Facebook Twitter Google +1     Admin

Wikileaks y la verdad de una guerra

20101024103740-wikileaks-478x270.jpg

Ya se conoce que la razón para invadir Irak en 2003 fue una falacia y una excusa. No había armas de destrucción masiva ni los informes realizados al efecto anunciaban la sospecha de que las hubiese.

Otra de las mentiras sostenidas por los dirigentes del cuerpo militar y por las autoridades políticas de Estados Unidos era que no contaban a los muertos civiles en el conflicto iraquí. Aunque ante esta afirmación, la organización Iraq Body Count se empeñó en mantener actualizado un registro de los muertos civiles, sabemos ahora que el ejército norteamericano sí contaba los muertos. De las 109.032 muertes registradas en los documentos filtrados por Wikileaks, 66.081 corresponden a civiles, aunque en dichos registros se excluyen los datos correspondientes al primer año de invasión, con lo que al número de víctimas civiles habría que sumar aproximadamente 15.000 más.

La reciente filtración de información de documentos secretos por parte de Wikileaks también ha desvelado que las torturas, el trato vejatorio y la muerte de civiles fueron una práctica bastante común en esta guerra entre 2003 y 2009, especialmente por parte del ejército iraquí pero bajo la vigilancia, la omisión y la ausencia de investigaciones al respecto del ejército norteamericano.

 

fotografía: AFP

24/10/2010 10:29. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris