Facebook Twitter Google +1     Admin

Brasil, reforma agraria pendiente

La realidad de la propiedad de la tierra en Brasil es una muestra de la enorme desigualdad existente en el país. Mientras el 40% de la población brasileña vive bajo el umbral de la pobreza, el 50% de las tierras son propiedad del 1% de la población. Mientras cinco mil familias controlan el 40% de la riqueza nacional, un 10% de la población rica se apropia del 75%, mientras el 90% del pueblo brasileño se quedan apenas con un 25%.

Y es en este ámbito en el que el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) propone al gobierno brasileño  un plan de medio y largo plazo para la agricultura brasileña junto a un nuevo tipo de reforma agraria.

Brasil precisa de un nuevo modelo agrícola, basado en la pequeña y mediana propiedad, y en  la eliminación de los grandes latifundios propiedad de los terratenientes (fazendeiros) y de las multinacionales. Es necesario llevar a cabo  un proyecto de desarrollo de la industria agrícola brasileña, combinando un programa de distribución de tierras, la reorganización de la producción, el fortalecimiento del mercado interno y un modelo tecnológico agrario respetuoso con el medio ambiente.

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), aunque actualmente es un movimiento civil independiente y secular, nació en 1984 en el seño de la Comisión Pastoral de la Tierra, orientada en el movimiento de la llamada teología de la liberación. Actualmente el MST es uno de los movimientos sociales más importantes de Brasil y de toda América Latina, y  agrupa a cientos de miles de campesinos, arrendatarios, y asalariados agrícolas, incluyendo  un gran porcentaje de mujeres. Organizado en grupos de base, el MST se gobierna mediante una democracia asamblearia.

Basándose en los artículos 184 y 186 de la Constitución de Brasil, el MST promueve el reparto de la tierra entre los trabajadores agrícolas (labor social de la tierra) y la ocupación pacífica de las tierras agrícolas no productivas hasta que los jueces decidan su expropiación.

Art. 184. Es competencia de la Unión expropiar por interés social, para fines de reforma agraria, el inmueble rural que no está cumpliendo su función social, mediante previa y justa indemnización en títulos de deuda agraria, con cláusula de preservación del valor real, rescatables en el plazo de hasta veinte años, a partir del segundo año de su emisión, y cuya utilización será definida en la ley. […]

Art. 186. La función social se cumple cuando la propiedad rural atiende, simultáneamente, según los criterios y los grados

de exigencia establecidos en la ley, a los siguientes requisitos:

I. aprovechamiento racional y adecuado;

II. utilización adecuada de los recursos naturales disponibles y preservación del medio ambiente;

III. observación de las disposiciones que regulan las relaciones de trabajo;

IV. explotación que favorezca el bienestar de los propietarios y de los trabajadores.

En total, el MST ha llevado a cabo el establecimiento de más de 5000 asentamientos en tierras agrícolas, los cuales se organizan según dos métodos:

-      Reparto de la tierra por familias, con la realización de algunas actividades en asociación entre varias familias.

-      Organización total en cooperativa, sin realizar el reparto de la tierra entre familias.

Otro de los ámbitos en los que lucha el MST es en el derecho de acceso a la educación, como un medio fundamental para ayudar a alcanzar las transformaciones estructurales profundas que necesita la sociedad brasileña. Los objetivos del MST no son únicamente conseguir la alfabetización de niños y adultos, sino alcanzar la democratización del conocimiento, debiendo la escuela proveer de conocimientos encaminados al beneficio y el bienestar de los trabajadores.

 

14/04/2010 12:10. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris