Facebook Twitter Google +1     Admin

Marcos Ana, premio René Cassin 2010

Mi casa y mi corazón / Marcos Ana

Si salgo un día a la vida

mi casa no tendrá llaves:

siempre abierta, como el mar,

el sol y el aire.

Que entren la noche y el día,

y la lluvia azul, la tarde,

el rojo pan de la aurora;

La luna, mi dulce amante.

Que la amistad no detenga

sus pasos en mis umbrales,

ni la golondrina el vuelo,

ni el amor sus labios. Nadie.

Mi casa y mi corazón

nunca cerrados: que pasen

los pájaros, los amigos,

el sol y el aire. 

El poeta Fernando Macarro Castillo, conocido por el seudónimo Marcos Ana, recibió ayer el premio René Cassin -redactor principal de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y premio Nobel de la Paz en 1968-, galardón que premia la contribución al entendimiento y la convivencia entre los hombres y la lucha contra la injusticia.

Marcos Ana, que fue condenado en dos ocasiones a la pena de muerte, conmutada finalmente por la cadena perpetua, estuvo encarcelado 22 años -desde los 19 hasta los 41-. El poeta salmantino desea "que nuestros jóvenes sepan lo que pasó en España para que no vuelva a repetirse nunca más", pero cree que "para defender la libertad y el futuro de las nuevas generaciones ese pedazo de Historia no debe utilizarse para llenar el presente de veneno".

 

14/01/2010 11:31. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris