Facebook Twitter Google +1     Admin

Proyecto de red de bibliotecas en los campamentos de refugiados saharauis

El manifiesto de la UNESCO sobre bibliotecas públicas proclama la confianza de este organismo internacional en la biblioteca pública como fuerza viva al servicio de la educación, la cultura y la información, y la considera un instrumento indispensable para fomentar la paz y la comprensión internacional.

La biblioteca pública ha de ofrecer sus servicios y sus fondos a adultos y niños, posibilitando el acceso a la información y al conocimiento.

Las características especiales en cuanto a orografía y distribución geográfica de los campamentos de refugiados saharauis, así como sus escasas posibilidades de acceso a fondos documentales, los límites reales de su sistema educativo y la escasez de recursos económicos hacen necesario el establecimiento de un sistema de lectura pública que dé soporte al sistema educativo y formativo de la RASD.

El establecimiento y mantenimiento de la red de bibliotecas públicas ha de ser responsabilidad de la Administración de la RASD, aunque dada la crítica realidad política y humanitaria de este territorio, ha de tener un apoyo –económico y humano- continuado por parte de organizaciones de cooperación internacional.

La red saharaui de bibliotecas públicas ha de ser diseñada siguiendo unas directrices básicas:

-       Creación de una biblioteca central (BC) que coordine los servicios ofrecidos por cada uno de los puntos de la red.

-       Creación de una estructura bibliotecaria coordinada por la BC: bibliotecas filiales en cada uno de los campamentos, bibliotecas de barrio, bibliobuses.

-       Desarrollo de una política de colección: evaluación de las necesidades de la población usuaria potencial según su estructura social y los rangos de edad.

-       Establecimiento de los servicios bibliotecarios: consulta, préstamo, colección local, servicios para colectivos con necesidades especiales (lectura fácil, libros en braille, etc.).

-       Adquisición (compra y donaciones) de los fondos bibliográficos:

o    Fondos para adultos, jóvenes y niños.

o    Idioma de los recursos: hassanía, español.

o    Colección local: publicaciones sobre el Sáhara Occidental, obras de autores saharauis, literatura oral saharaui.

El proyecto Bubisher es el germen del establecimiento de un sistema de lectura pública en los campamentos de refugiados saharauis. El éxito en sus primeros meses de funcionamiento ofrece un panorama alentador en cuanto a las posibilidades de organización de un sistema coordinado de bibliotecas, con el apoyo de asociaciones de cooperación en coordinación con los organismos políticos de la RASD.

El bibliobús es un servicio bibliotecario dinámico y útil en áreas con habitantes aislados y/o con pocos recursos en cuanto a servicios de lectura y de bibliotecas. Los bibliobuses son especialmente adecuados para usuarios de centros escolares y centros con necesidades especiales. Deben integrarse en un sistema bibliotecario central que gestione los recursos y organice los servicios, de modo que se garantice la calidad de los mismos y la rotación de los fondos bibliográficos. Los fondos de que debe disponer un bibliobús están entre 1500 y 3000 libros, con una colección de literatura infantil y juvenil abundante, así como la existencia de algunas obras de referencia básicas (diccionarios, enciclopedias y atlas). Estos fondos han de ser circulantes, de modo que varíen varias veces al año. Asimismo se ha de establecer un itinerario para cada bibliobús, con al menos una periodicidad mínima de 15 días en cada punto a visitar.

Publicado en: Shukran, nº 24 (octubre 2009), pág. 9.

26/10/2009 13:08. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris