Facebook Twitter Google +1     Admin

El derecho a la educación en los campamentos de refugiados saharauis

20090331223840-cole-sahara.jpg

Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Artículo 26.1

 

 

"Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos".

En los primeros años de existencia de la República Saharaui, tras el fin de la etapa colonial, la política educativa saharaui fue intensa, llegando en tan sólo 10 años a la escolarización del total de la población de entre 3 y 16 años. La situación educativa actual presenta un nivel de escolarización del 100% de la población infantil y adolescente, y con un índice de alfabetización prácticamente también del 100%. Estos niveles educativos son tanto más destacables si se tiene en cuenta la situación en 1974, cuando el índice de analfabetismo era del 70% entre los hombres y del 85% entre las mujeres.

En 1978 se inició el programa obligatorio de enseñanza y se comenzó la construcción de los centros educativos. Estando las actuaciones de los centros escolares coordinadas por los Congresos Generales de las wilajas, se fueron abriendo en cada daira escuelas infantiles (para niños de entre 3 y 6 años) y de educación primaria (hasta 9 años); recibiendo educación a partir de los 10 años en un régimen de internado.

El modelo educativo es mixto, siendo mujeres la mayoría de los profesores. La enseñanza universitaria se imparte en el extranjero gracias a un sistema de becas y a los acuerdos suscritos por la RASD con los gobiernos de Argelia, Cuba y Libia.

La Escuela "27 de Febrero" es el máximo referente de la educación de la mujer saharaui. Fundada el 14 de noviembre de 1978, se centra en la educación de las mujeres saharauis, desde la enseñanza en conocimientos elementales (cocina, salud, etc.) hasta la formación en ámbitos como enfermería, administración, puericultura, magisterio y artesanía. Aproximadamente 800 mujeres salen cada año de la Escuela "27 de Febrero" para protagonizar el esfuerzo organizativo de la sociedad saharaui. Los otros centros dedicados a la educación específica para mujeres son la Escuela "Olof Palme" y la Escuela de Mujeres de Dajla. La actividad de estos tres centros favorece la presencia activa de las mujeres saharauis en las actividades políticas y sociales de su comunidad.

Se construye así, desde el gobierno y la administración local, la base educativa y social de un pueblo; organizando el sistema educativo como puntal de un presente y un futuro difíciles e inciertos, pero en la firme convicción de que el derecho a la educación es fundamental para la reconstrucción de su país.

NOTA: Publicado en Shukran, nº 22 (marzo 2009), pág. 4. La fotografía es de Pep Farràs.

 

 

 

 

 

31/03/2009 22:49. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris