Facebook Twitter Google +1     Admin

La antorcha olímpica llega a Tibet

Está previsto que este próximo sábado día 21 llegue a Lhasa, capital de Tibet, la antorcha olímpica. Lejos del espíritu olímpico, en las calles de Lhasa reinan el aislamiento, la represión y la censura. Desde las protestas de la población tibetana que comenzaron el 10 de marzo –las más numerosas desde hace 50 años-, durante las cuales fueron detenidas alrededor de 2000 personas, entre monjes y civiles -sometidos a torturas y sin ofrecerles alimento, en la mayoría de los casos-, continuando desaparecidas 1000 personas. Presuntamente retenidos por el gobierno chino, la situación de aislamiento a la que está sometido Tibet con el bloqueo de fronteras y la confiscación de ordenadores y la prohibición sobre los periodistas de ofrecer información sobre la situación real, impide que nada se sepa de los desaparecidos ni se observa ninguna intención por parte del gobierno chino de ofrecer medidas favorables al restablecimiento de una situación política mínimamente pacífica en Tibet.
Aunque la antorcha se pasee por Lhasa, lejos está de ser muestra del espíritu olímpico la política exterior china, ni en Tibet permite la participación de la población civil en un avance político democrático pacífico, ni en otros ámbitos políticos adopta el gobierno chino un postura participativa digna de merecer ser denominada de cooperación internacional.
19/06/2008 21:34. Autor: Joaquina Ramilo ;?>

Comentarios » Ir a formulario

olvidados

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris